Papel de la Clorhexidina en la Odontología Restauradora

La clorhexidina es un compuesto químico sintético descubierto durante una investigación sobre las propiedades biológicas de algunas polibiguanidas y seleccionada entre todas como la que presentaba mayor actividad antibacteriana. Desde entonces, debido al amplio espectro antibacteriano que posee, la clorhexidina ha sido utilizada en el área de las ciencias médicas como agente antiséptico en diversas situaciones clínicas como limpieza de las manos, preparación prequirúrgica de la piel, colocación de catéteres y en la higiene oral.

clorexhidina ultradent

En la Odontología Restauradora, la clorhexidina fue inicialmente introducida como desinfectante de las cavidades antes de la aplicación de los materiales restauradores con el objetivo de eliminar las bacterias que podían irritar la pulpa produciendo sensibilidad postoperatoria y caries secundaria. Mientras algunos trabajos demostraban incompatibilidad entre la aplicación de clorhexidina a la estructura dentaria y la adhesión de materiales resinosos, otros estudios probaron y confirmaron que la clorhexidina no afectaba la resistencia de unión inmediata. Esta discrepancia de resultados puede ser explicada por las limitaciones de los ensayos comúnmente aplicados en esa época para evaluar la eficacia de la adhesión. Sin embargo, dicho protocolo fue posteriormente considerado desnecesario debido a que el ácido fosfórico y los mismos adhesivos dentales pueden presentar actividad antibacteriana.

En 1999, una nueva propiedad de la clorhexidina fue descubierta por Gendron y col., quienes demostraron que soluciones de clorhexidina pueden inhibir la actividad proteolítica de las MMPs -2, -8 y -9. Estas MMPs juegan un importante papel en las enfermedades inflamatorias destructoras de tejidos como la periodontitis, y con este trabajo fue mejor comprendido el efecto benéfico de la clorhexidina en el tratamiento de esta enfermedad. Paralelamente, Tjäderhane y col.  descubrieron que las MMPs de la dentina son activadas por los ácidos producidos por las bacterias cariogénicas, y son estas enzimas proteolíticas las que participan de la destrucción de la matriz colágena en los procesos cariosos.

Con estos antecedentes y con la evidencia morfológica de que las uniones resina-dentina presentaban degradación de las fibras colágenas con el tiempo, Pashley y col. realizaron un estudio en el que, usando matrices de dentina desmineralizada y almacenándolas en saliva artificial durante 250 días, concluyeron que la dentina sana tiene la capacidad de degradar las fibras colágenas desprotegidas (libres de hidroxiapatita debido al grabado ácido) en ausencia de colonización bacteriana a través de la acción de las MMPs que son liberadas lentamente a lo largo del tiempo, y la clorhexidina puede actuar como inhibidor de las MMPs en la dentina evitando o retardando este proceso de degradación.

descargar_pdf

The following two tabs change content below.
Estudiante de la Lic. en Cirujano Dentista en la Universidad de Guadalajara, Emprendedor, Apasionado por la Odontología, Conocedor de temas en Motivación, Creatividad, Comunicación, Marketing y Liderazgo.

Latest posts by Ricardo Plascencia Martínez (see all)