Las células madre regenerarán el hueso que se fija en los implantes

Lo avalan diferentes estudios

La creación de bancos de células madre dentales abre la puerta para su aplicación en Implantología, permitiendo un aumento o regeneración rápida y eficaz de tejido óseo en los casos más complejos en los que la ausencia de hueso dificulte la colocación de implantes o en aquellos afectados por la periimplantitis.

implante dental

Las células madre permitirán regenerar el hueso que se fija en los implantes dentales de manera rápida y eficaz, según anunciaron los organizadores del XV Congreso de Cirugía Oral e Implantología de la SECOM, celebrado recientemente en Palma de Mallorca. Durante el encuentro se presentaron los últimos estudios sobre el potencial de las células madre en Implantología.

El uso de células madre «va a permitir un aumento o regeneración rápida y eficaz de tejido óseo en casos en los que la colocación de implantes sea más difícil por la carencia de hueso para soportarlos o situaciones derivadas de infecciones como la periimplantitis, que provocan una pérdida del mismo», aseguró el Dr. José Ignacio Iriarte, presidente del comité organizador del congreso.

Durante el mismo se presentó un estudio realizado en la Universidad CEU San Pablo de Madrid, en el que se demuestra cómo «el cultivo de células madre tanto humanas como animales procedentes de la pulpa dental y su posterior implante en animales ha permitido la formación de hueso y de dentina, la parte interna del diente», declaró el Dr. Manuel Fernández Domínguez, cirujano oral y maxilofacial del Hospital Montepríncipe de Madrid y coordinador del trabajo. Con esta técnica «hemos demostrado que las células extraídas de la pulpa dental obtienen mejores resultados con respecto a la neoformación ósea combinadas con los biomateriales que se utilizan, cuando están indicados, para suplir la carencia de hueso a la hora de colocar un implante», señala.

Por otro lado, un estudio italiano, publicado en la revista Journal of Dentistry, destaca «la alta plasticidad y capacidad multipotencial de las células madre de pulpa dental y su capacidad para regenerar hueso en injertos realizados en humanos». En España existen diferentes centros que están investigando el uso de las células madre extraídas de la pulpa dental y su uso en Implantología, como son la Universidad Complutense de Madrid, la Universidad CEU San Pablo, la de Vitoria o el Servicio de Cirugía Oral y Maxilofacial del Hospital Río Hortega de Valladolid.

El colapso óseo posterior a una extracción dental «puede provocar una gran pérdida de volumen de hueso, tanto en altura como en anchura, y dificultar, e incluso impedir, la posterior rehabilitación con un implante dental», comenta el Dr. Fernández. Por eso, para preservar el volumen óseo se recurre al relleno de los alvéolos postextracción con materiales osteoconductivos «que tienen ciertas limitaciones porque el hueso neoformado es de peor calidad. El uso de células madre ha demostrado mejores resultados», añade.
Una revisión de estudios hechos tanto con animales como con humanos, realizada este año por la Universidad de Valencia, confirma también la utilidad de las células madre mesenquimales «para la regeneración alveolar, la elevación del seno maxilar y la periimplantitis al aumentar la regeneración ósea».

Obtención e implantación

Las células madre dentales se extraen de los tejidos dentarios o peridentarios y «una vez recogidas de la pulpa, periodonto, papila o folículo dental se procesan en el laboratorio para utilizar unos marcadores que permitan diferenciarlas y obtener una concentración suficiente que pueda resultar útil en el implante», afirma el Dr. Fernández Domínguez.

Para su implantación es necesaria la intervención del cirujano oral y maxilofacial «ya que se emplea una técnica minuciosa que requiere ciertos cuidados y precisión, pues la odontosección o división del diente podría provocar la contaminación de los tejidos e imposibilitar la obtención de las células», advierte.
Con el fin de conseguirlas es precisa «la existencia de bancos que se encarguen de la recogida de dientes de los que luego extraer las células madre. Los dientes que se les caen a los niños cuando son pequeños o incluso las muelas del juicio se pueden conservar, en vez de ser desechados, para su uso futuro en caso de necesidad», destaca.

El proceso de este tipo de células en el laboratorio requiere un manejo multidisciplinario en el que deben estar implicados todos aquellos profesionales especializados en técnicas de Implantología.
En España hay varios bancos de células madre dentales que de momento no se están destinando para la Implantología dental, «sino para suplir hueso o tejidos de otras partes del cuerpo y permitir el tratamiento de otro tipo de enfermedades», manifestó el Dr. Fernández Domínguez durante el Congreso de la SECOM.

Fuente: Gaceta Dental

The following two tabs change content below.
Estudiante de la Lic. en Cirujano Dentista en la Universidad de Guadalajara, Emprendedor, Apasionado por la Odontología, Conocedor de temas en Motivación, Creatividad, Comunicación, Marketing y Liderazgo.

Latest posts by Ricardo Plascencia Martínez (see all)